La solución de reconocimiento de iris de Gemalto acelera la inmigración en Colombia


​​​​​​Los ojos son la solución​​

La soluciónb BIOMIG

 

Cualquiera que haya viajado fuera de su país conoce el mecanismo: después de un largo y estresante día de viaje, llega a su país y encuentra que tiene que soportar otra larga espera en la fila de inmigración del aeropuerto. Tal es el caso de los ciudadanos colombianos mayores de 12 años, que representan hasta el 70% de las llegadas al aeropuerto internacional El Dorado en Bogotá. Para la mayoría de los viajeros que pasan por el aeropuerto, la primera parada después del aterrizaje es el procesamiento de reingreso, que da como resultado congestión, cuellos de botella y frustración. Este es un gran desafío para los ciudadanos cansados de viajar, así como para el personal del aeropuerto y de inmigración, cuya batalla constante es mantener la seguridad y la ecuanimidad, mientras procesan a cada ciudadano lo más rápido posible.

¿Cómo podemos mantener la seguridad, la protección y la paz, al tiempo que aceleramos la inmigración?

A medida que la globalización continúa su progresión imparable, los aeropuertos y las autoridades aduaneras de todo el mundo comparten un objetivo común: mantener o aumentar la seguridad y la paz, al tiempo que simplifican y aceleran la inmigración y el reingreso de los viajeros internacionales. Equilibrar estos dos objetivos aparentemente opuestos ha generado un desafío a largo plazo. La buena noticia es que las soluciones digitales innovadoras​ brindan una respuesta poderosa y crucial para equilibrar la balanza y cumplir los objetivos urgentes.

Durante varios años, Gemalto ha apoyado a Migración Colombia, la entidad de control fronterizo y migratorio de Colombia, mediante autenticación avanzada de documentos seguros, soluciones biométricas e integración de software para sus operaciones fronterizas. 

Tecnología de verificación biométrica del iris

Acelerando la inmigración en un abrir y cerrar de ojos

Gemalto y el socio tecnológico colombiano INCOMELEC SAS​ trabajaron junto con Migración Colombia para transformar la migración del aeropuerto y el cruce fronterizo de Migración Colombia, mediante el aprovechamiento de la tecnología de verificación biométrica del iris. Desarrollaron una nueva solución de control automatizado de fronteras (ABC, por sus siglas en inglés) que acelera la autenticación de identidad y reduce significativamente los cuellos de botella de inmigración en "El Dorado", a la vez que mantiene un fuerte control de seguridad para cada viajero. La solución se conoce localmente como “BIOMIG​” y verifica la identidad personal a través de la tecnología de reconocimiento de iris, que es reconocida por su precisión, facilidad de uso y escalabilidad. El iris humano abarca patrones complejos, únicos y estables que se pueden identificar a distancia para verificar con precisión la identidad de un individuo.

¿Cómo funciona?

La solución de iris Gemalto ABC para Migración Colombia integra una terminal de reconocimiento de iris altamente intuitiva de CMITech que permite la captura rápida del iris, con un largo alcance, de 35 a 45 centímetros de distancia. Esto elimina el contacto físico con la terminal de escaneo y mejora la comodidad, la velocidad y la facilidad de uso para los usuarios.

Para participar en el programa, los ciudadanos colombianos mayores de 12 años se pueden enrolar en cualquiera de las 30 estaciones de control migratorio BIOMIG ubicadas a la salida del país. En menos de un minuto, registran de forma segura su escaneo de iris único en el Sistema de Gestión de Fronteras (BMS, por sus siglas en inglés) de Colombia. La información de cada viajero es verificada y su identidad es comparada contra bases de datos de la Interpol, registros policiacos y otras autoridades gubernamentales. Esto asegura que cada individuo que cruce fronteras internacionales esté exento de problemas con las agencias oficiales. Este es un paso esencial para cumplir con los requerimientos de seguridad de las autoridades migratorias. Esta verificación puede realizarse previamente con información de API (Advance Passenger Information) o en tiempo real.

Cuando estos viajeros regresan a Colombia, simplemente ingresan su número de identidad nacional en una pantalla táctil conectada a una barrera de puerta automática de Incomelec, SAS. Después de un vistazo rápido a la terminal del lector de iris, la identidad de la persona se autentica a través de un proceso digital seguro y las puertas automáticas se abren para permitir una entrada rápida, a la vez que se mantiene la seguridad más estricta durante el proceso de inmigración.

El desafío con las soluciones de control fronterizo es minimizar y simplificar los procedimientos de inmigración, a la vez que se mejora la comodidad, la velocidad y la conveniencia para los usuarios finales sin comprometer la seguridad. Eso es exactamente lo que logra la solución de iris ABC", dijo Francesc Ortodo, Director de Ventas de Programas Gubernamentales para Gemalto América Latina. "Los ciudadanos colombianos ahora pueden beneficiarse de una sólida seguridad biométrica dentro de un entorno confiable."

Soluciones de control fronterizo 

Tan fácil como el ABCdario

El programa comenzó como un programa piloto de dos semanas y estaba compuesto por 30 estaciones de inscripción BIOMIG, 10 puertas automáticas y escáneres de iris, una estación de monitoreo y un servidor seguro, además de capacitación y servicios profesionales. Adicionalmente, Gemalto proporcionó la integración de los sistemas y la solución en sí misma, incluida la integración del hardware y la biome​tría.​ El exitoso programa piloto marcó la primera vez que se utilizó la tecnología de reconocimiento de iris en América Latina para el control de fronteras. 

No hay tiempo que esperar para la seguridad

La solución de control automatizado de fronteras fue muy exitosa en la mitigación de los desafíos de reingreso para los ciudadanos, al tiempo que cumplió con los estrictos requisitos de seguridad de control fronterizo de Colombia. Para los viajeros, implica menos filas, un reingreso más rápido y mayor satisfacción. Durante la prueba de dos semanas, los ciudadanos colombianos que regresaban a casa y usaban el sistema BIOMIG ahorraron hasta 30 minutos en el proceso de reingreso. Además, el personal de inmigración reportó una caída significativa de las aglomeraciones y los cuellos de botella junto con una mayor satisfacción de los viajeros y los trabajadores. Con base en el éxito del programa piloto y de las críticas y los resultados positivos, Migración Colombia planea ampliar la implementación en otros aeropuertos y centros de inmigración de todo el país.

 Documentos